ESTILOS DECORATIVOS


A lo largo de los siglos han surgido diferentes estilos decorativos que han influido en el diseño de interiores, y han aparecido una y otro vez, siempre reinterpretados de forma actual y estimulante. Estos estilos, juntos con sus variantes han ofrecido sin cesar un extenso surtido de ideas creativas como fructíferas en el campo de la arquitectura, la decoración y la ornamentación.
Los estilos en el Diseño de Interiores tienden a ser cíclicos. Aquello que tuvo influencia en el pasado puede seguir influyendo hoy. Pero todos estos movimientos estilísticos del pasado se adaptan a los anteriores modernos de hoy.
Cada estilo tiene una característica particular que pone su impronta en cada decoración, por ejemplo:
*La atractiva simetría y proporción NEOCLÁSICA.
*La simplicidad y calidez natural del estilo RÚSTICO, teniendo en cuenta los encantos del campo, y la tradición decorativa tan personal de las culturas del Mundo.
*Los revolucionarios estilos MODERNOS del Siglo XX.
Si observamos el atemporal encanto de tan diferentes enfoques de la decoración de interiores a partir de cada contexto histórico, se evidencia que un estilo surgido en el pasado puede seguir estando vigente en la vida moderna.
Tal vez no exista otro estilo que haya tenido mayor impacto en la historia como el Neoclasicismo.
Desde el Renacimiento italiano, en el siglo XIV, las tradiciones arquitectónicas de las antigua Grecia y Roma, han ejercido una enorme influencia en el arte y el diseño de las culturas que han dejado de revivirse y reinterpretarse hasta la actualidad.
Esta reaparición del Clasicismo surgió en un principio a raíz de las excavaciones arqueológicas en recintos y monumentos de la antigua Roma.
Los redescubiertos principios arquitectónicos Grecorromanos, con elementos tales como los arquitrabes, los frontones y la mampostería rústica, fueron adoptados no solo como decoración arquitectónico, sino también en el Mobiliario, los tejidos y los objetos decorativos, como jarrones y urnas.
Hacia el siglo XVI, la arquitectura y la decoración renacentista empezaba divergir en dos estilos diferentes, pero relacionados entre si.
El Neoclásico se esforzaba en conservar la integridad y la pureza típica de las formas romanas originarias (Ejemplo: Arquitecto Palladio). Otros arquitectos como Miguel Ángel y Giulio Romano reivindicaban las formas Clásicas romanas, como columnas y ménsulas desde un punto de vista escultórico, ignorando su función original, en aras de conseguir un impacto visual.


NEOCLÁSICO:

A partir de mediados del Siglo XVIII, el redescubrimiento de la tradición clásica fue estimulado por los hallazgos de Herculano y Pompeya (Italia).
De manera que se lanzaron a recorrer el mundo antiguo en busca de inspiración, como reacción a la extravagancia del Rococó. Se desarrollo un estilo que resulta a la vez solemne y recatado, que adopta la SIMETRÍA, la PROPORCIÓN y la PUREZA INHERENTE en la Arquitectura, la Ornamentación, el Mobiliario y los objetos de la antigua Grecia y Roma.
Los edificios imitan su arquitectura y el rico vocabulario del ORNAMENTO CLÁSICO: ROSETAS, HOJAS DE ACANTO, GUIRNALDAS, PALMAS, todos estos elementos pasaron a formar parte de los interiores.
Tanto las antiguas vasijas, como las urnas presentaron sus formas a multitudes de objetos domésticos realizados en plata, cristal, porcelana y bronce. Hacia el 1770, la mayor parte de Europa hizo suyo el elegante estilo NEOCLÁSICO, que permaneció vigente a ambas orillas del Atlántico hasta bien entrado el siglo XIX.

PRIMER NEOCLÁSICO:
En el Reino Unido a cargo del Arq. Escocés Robert Adam, toma un
estilo ECLÉCTICO, pues combinaba su observación en los edificios de la
antigua Roma y Pompeya, en Palacios Renacentistas, con un amplio
repertorio decorativo procedente de la antigua Grecia y la ornamentación
Etrusca.





GRAN NEOCLÁSICO:
Fines del Siglo XVIII. Varios europeos y americanos viajaron a Grecia y el Sur de Italia, para observar la antigüedad clásica y lograr una interpretación lo más auténtica posible.

NEOCLÁSICO PURO:
Consolidación del estilo en el Siglo XIX. Su esencia era la moderación; incorporó otros elementos, pero los aplicó de forma discretamente purista.
Líneas sencillas y claras en la arquitectura y el mobiliario. Predominan en los interiores la tranquilidad y las formas bien proporcionadas.




EL ESTILO DECORATIVO: Siglo XIX

Los estilos decorativos se inspiraron en gran variedad de diferentes tradiciones decorativas, desde le clasicismo puro del Renacimiento Italiano hasta el arte popular y las influencias rurales de la América Colonial o de la Escandinavia, así como los de culturas tan diversas como el arte indígena del Norte de África, China, Japón y México, cuyo impacto se incrementó con la expansión del comercio y los contactos de ultramar a partir del Siglo XIX.
El ESTILO DECORATIVO, es muy creativo, opuesto por lo ecléctico, de manera que toma prestado gran número de referencias de estilos muy particulares para posteriormente mezclarlos y conseguir un gran efecto.

HISTORIA DE LAS PAREDES:
Una forma tradicional para decorar un interior consiste en explicar una historia en sus paredes. Estos brindaban un trasfondo de calor y confort. Este sistema de decorar paredes en escenas narrativas tiene raíces en el pasado clásico, por ejemplo:
*Egipcios.
*Antiguos etruscos: en cámaras funerarias, temáticas de la vida doméstica, fiestas y banquetes.
En la Edad Media se pintaban paredes en Iglesias y Monasterios con temas Religiosos.
En el Renacimiento aparecen no solo en Iglesias, sino en Palacios y Casas de la Nobleza.
El tipo de pintura son los llamados al Fresco, que establecieron estandares no solo en la pintura mural, sino también en el arte figurativo.
La pintura Mural se retomó los motivos decorativos. Existen dos tipos de Pinturas Decorativas:
1.TRADICIÓN ITALIANA TEMPRANA:
Las paredes de las villas Romanas estaban adornadas con fresas pictóricas que ejercieron una particular influencia en los artistas del renacimiento italiano y otros posteriores.
Murales con vistas de paisajes abiertos al exterior, de modo que se tenía la sensación de estar mirando por una ventana, así como escenas figurativas.
Paredes pintadas imitación de mármoles diferentes o con imaginarios elementos arquitectónicos.
2.TRADICIÓN POPULAR:
El concepto de historia en las paredes también funde sus raíces en la tradición rural.
Muchos pintores llevan consigo la belleza de la naturaleza y el paisaje de modo que se plasma escenas de la vida de campo.
Las pinturas Murales con flores, frutos y árboles eran otra de las formas favoritas de llevar los encantos del jardín al interior de la Casa.


ESTÍLO ECLÉCTICO:

Por definición, los interiores eclécticos se inspiraron en gran variedad de fuentes hasta crear su propio estilo.
La doctrina artística del eclecticismo se basa en la noción de que cualquier estilo, incluso aunque parezca incomprensible entre sí, puede combinarse con el fin de crear un resultado de gran belleza. De esta manera piezas cotidianas pueden reunirse con acierto si se eligieron con seguridad y gracia.
Este estilo se distingue por la falta de reglas. No existe una forma correcta o incorrecta de combinar cosas, si bien ciertas combinaciones pueden herir sensiblemente o resultar desagradable a la vista. Es un estilo muy personal. Puede resultar DIVERTIDO, DRAMÁTICO, ESPIRITUAL Y SENSUAL, EXCÉNTRICO, ATREVIDO Y COLORISTA, o una combinación de estas cualidades. No será nunca insulso, es una forma original de crear entornos que reflejen un gusto por la belleza de otras culturas y épocas.
En algunos casos puede crearse un ambiente de desorden y caos, en manifestaciones menos afortunadas.



La Época culminante fue la ÉPOCA VICTORIANA, que abarcó gran variedad de estilos y movimientos: Renacimiento, Rococó Francés del Siglo XVIII, isabelino y Gótico. A la mezcal de estos se añade el hecho de que los imperios se han expandidos y que las puertas se abren al comercio y los viajes; el resultado fue que gran variedad de mobiliario y objetos de culturas lejanas ganan terreno en la decoración de interiores.
El eclecticismo permanece vivo en buen estado durante el Siglo XXI, pero toma una forma más sutil, sin tanta reunión de objetos, sino con colecciones temáticas y mestizaje de estilos y tradiciones.



ESTILO EXÓTICO:

Con la apertura del mudo a los viajes a partir de fines del Siglo XVII, la decoración de interiores empezó a buscar inspiración en otras culturas y tradiciones. China, India y Japón, seguidos por África y Oriente Próximo, se convirtieron en fértiles esferas de influencia artística. Las costumbres coloristas de estas remotas y lejanas tierras encendieron la imaginación y abrieron nuevos caminos para el entendimiento y el intercambio artístico.
Aparece el uso de materiales exóticos como la Laca, Porcelana, ricas sedas suntuosas. Los tesoros importados de Oriente y la India, cambiaron la imaginación de los europeos. Con el tiempo los artesanos europeos desarrollaron un estilo que imitaba a los sensibles orientales.
Esta forma de decorar rinde homenaje a lo teatral. Reconoce la belleza tanto en sus sencillos objetos artesanales, como en el mobiliario y los objetos sofisticados.
Los interiores exóticos trazan su propio camino: mundano, sofisticado y erudito, se trata de un estilo valiente. Permite un amplio espectro de colores.




RUSTICO:

El estilo Rústico evolucionó desde la tradición de la sencillez. Tiene un aspecto natural. Durante generaciones fue irónicamente la pobreza rural lo que inspiró no pocos clásicos diseños de interiores en su búsqueda del bienestar y la perdurabilidad.
Es un estilo DECORATIVO Y FUNCIONAL, se define por los contrastes y la armonía de color, mobiliario y texturas, elementos que se combinan con otros tomados de las tradiciones artesanales, de modo que se pueden incorporar en cualquier lugar del mundo, en una ciudad de Estados Unidos o de Europa, (como la campiña Inglesa).
A finales del Siglo XIX, este estilo se puso de moda como reacción a la decoración extravagante imperante.
Los interiores rurales no solo rescataron las costumbres tradicionales que estaban desapareciendo, sino que también pasaron a simbolizar un estilo de vida ideal.

ESTILO RÚSTICO SEÑORIAL:
La vida de campo es relajada e informal, una celebración de los placeres y las satifacciones de la vida campestre. En las zonas rurales de todo el mundo, los estilos de decoración de interiores, así como el mobiliario, tienden a ser más informales que los de las ciudades , y los gustos urbanos se transforman en versiones campechanas.
Especialmente en las grandes casas de campo, estos estilos rurales poseen una elegancia en si mismos.





Las casas de campo han tenido que resistir al cambio y a desafiar vaivenes caprichosos de la moda.
Una de las características es del Revestimiento de madera en las paredes interiores.
El mobiliario rústico tiende a ser fuerte, robusto y con una decoración relativamente simple: en un gran caserío.
En el mobiliario se puede plasmar diseños sofisticados originalmente tallados en caoba o nogal, o tapizados con telas suntuosas. Se tallaban árboles frutales o se pintaban de modo que reflejara la modesta característica de la tradición rural. Las telas son simples o con estampados a cuadro, y los toques decorativos son escasos.
Este estilo no carece de ELEGANCIA O GRACIA: SOFISTICACIÓN Y SIMPLICIDAD (todo coexiste codo a codo)
Cada país presume de su propia versión del estilo rústico señorial: en el Siglo XVIII en Inglaterra se ajustaba a los principios de Simetría y equilibrio que caracterizaron el interior Urbano Georgiano.
El estilo arquitectónico del rústico más distinguido viene influenciado con los materiales de construcción disponibles y del entorno, siendo los colores interiores el reflejo de lo que se encontraba en el paisaje.
Ejemplo:
1- Un pueblo andaluz refleja la herencia exótica del Norte de África, con brillantes colores intensos y atrevidos estampados geométricos.
2- Una granja Escandinava refleja los estilos Franceses y la pintura Nórdica (fría).
En el siglo XIX, las casas de las plantaciones del Sur rural de EEUU, con los lánguidos porches y grandes habitaciones abiertas pintadas en colores frescos para atenuar el calor y amueblados, con versiones rústicas de diseños georgianos.
Elementos en las decoraciones son los pavimentos de madera, piedra, ladrillo o baldosas; junto con las chimeneas y el yeso rugoso en los techos con vigas de madera aporta un intenso sabor campestre.
Los colores utilizados en las paredes de una casa de campo señorial reflejan los tonos del paisaje local. Colores suaves y desgastados como cremas, vainillas, verdes o marrones pálidos se adaptan a casas de campo de clima fresco; y los blancos luminosos y los tonos oscuros y brillantes abundan en regiones que disfrutan de climas cálidos.
En las casas de campo de Rústico Señorial, se usa una paleta suave, compuesta por: marfil. Crema, gris, verde pálido, azul y amarillo, estos crean un fondo adecuado para graciosos estilos de mobiliarios y elementos decorativos inusuales.

RÚSTICO CAMPESTRE:

Es un estilo sencillo y sin complicaciones, inspirado en la vida rural, celebra el pasado de formas totalmente modernas. Como estilo de vida, sobrepasa los siglos y rinde homenajes a la tradición sin quedar anclado al pasado. Se basa en el pasado rural. Los placeres simples y cotidianos de la vida pastoril se asocian.



En una casa los complementos tradicionales asociados a la vida en el campo evoca una sensación de calidez y bienestar, lejos de los problemas y el estrés que tienden a formar parte indisoluble de la vida moderna.
Aunque sea natural, sencillo y despejado, no carece de comodidad, ni de los deleites de la decoración.
Se deleita de una pintura decrépita de una puerta de un armario, en la talla tosca de una mecedora, en las irregularidades de una mesa de roble.
El estilo rústico reverencia el pasado rural y su artesanía. La belleza y la comodidad se encuentran en la sencillez por encima de todo.
La decoración de un intenso rústico puede tomar muy diferente formas, los objetos que decoran una estancia son prácticas y funcionales: candelabros, bandejas, cestos, objetos decorativos que aportan vida a la casa. Las telas son simples, de colores lisos. La gracia está en combinar, añadir, crear un ambiente que es a la vez personal y que premia con el bienestar.
Lo que define más este estilo rústico de una estancia en una casa campestre es la suavidad y la belleza que han ido madurando a través de los años. Es importante el paso de los años en las pinturas de los muebles ya que esto le confiere autenticidad al interior.




ESTILO MODERNO
Hacia 1920 varios personajes como Frank Lloyd Wright, en Chicago; Josef Hoffman en Viena y Charles Rennie Mackintosh en Glasgow, apuntaron hacia una nueva dirección en la Arquitectura y las Artes Decorativas, que debían basarse en los interiores integrados y el diseño ordenado.
Esta idea se adoptó con entusiasmo por los miembros de la Bauhaus, fundada por Walter Gropius en 191, que apostaba por la Tecnología y los diseños bien hechos y prácticos para su producción en serie.
Los interiores a finales de los años veinte y treinta también estuvieron influidos por el Art Decó. Maderas como el ébano o el castaño se enriquecieron con piel de tiburón, plata y marfil. El esmalte se convirtió en un nuevo material. Se prestaba poca atención al pasado.
En los años treinta, la Bauhaus dominó en Europa y Norteamérica, con variantes en cada continente en función de la tecnología.

MINIMALISMO:
En los años 30, una reinterpretación del cubismo basado en las líneas limpias y simples y en los esquemas de colores apagados se apoderó de la decoración de interiores al mismo tiempo que la suntuosa extravagancia del Art Decó iba ganando terreno.
Un estilo algo austero, con paredes lisas, iluminación disimulada y formas geométricas, se puso de moda, en gran parte como reacción a la proliferación de las versiones más burdas y baratas del Art Decó.

Los diseños de los Arquitectos de la Bauhaus en Alemania, se distinguieron por sus formas geométricas y la ausencia de cualquier ornamentación, o en el caso de haberlas, eran sencillas y estilizadas.
Gran exponente del Diseño Moderno Minimalista fue el Arquitecto Ludwig Mies Van der Rohe (de la Bauhaus): su filosofía “MENOS ES MAS”, encontró su camino en la simplicidad cúbica de la Arquitectura, en la exaltación de lo natural junto con la innovadora utilización de materiales como el cristal, el plástico, las maderas laminadas y cromadas, y el acero inoxidable y tubular, para los diseños de muebles y en especial de las sillas.
Los diseños eran desahogados, con el mínimo adorno y el énfasis recaía en la funcionalidad. La disponibilidad de nuevos y económicos materiales, y modernas técnicas de fabricación abrieron el camino a diseños progresistas que exaltaban la belleza de la producción en serie y rechazaban las técnicas de los artesanos tradicionales.
La reducción de las formas a lo elemental, así como la predilección por emocionar a través de la mínima expresión, fueron los principales criterios que eligieron los primeros minimalistas.


La coordinación textil es otro de los grandes fines que debemos perseguir. Cortinas, cojines y tapizados en general han de obedecer al equilibrio. De esta forma, los estampados quedan desterrados en los ambientes más esenciales, rindiéndose a la austeridad de los lisos. Las atmósferas de cada una de las habitaciones, desligadas de lo superfluo, inauguran una renovada frescura y nos invitan a la relajación. Hay que recordar que minimalismo no es sinónimo de insustancial y que el gran éxito del mismo está precisamente en sugerir significados sin caer en lo anodino.


El uso del color es muy importante, ya que el estilo en su versión más dogmática requiere de una monocromía absoluta en suelos, techos y paredes, complementándose con los muebles. Es decir, el contraste lo aportan algunos detalles ornamentales de los que, en ningún caso, hay que abusar. En una decoración influida por el minimalismo el contraste blanco-negro es el rey absoluto. No hay que olvidar que el blanco es un color con una amplia gama de variaciones tonales capaces de multiplicar sobremanera la luminosidad.



AÑOS SESENTA Y SETENTA:
Hacia principios de los años sesenta, el discreto y práctico “BUEN GUSTO” y los estandares asociados con la calidad, empezaron a ser sustituidos por una moda de diseños para muebles y objetos ingeniosos, desechables y económicos.
Estampados atrevidos, abstractos y de colores psicodélicos se unieron en una variedd de combinaciones inusuales y, a menudo discordando, de manera que daban lugar a una decoración despreocupada y alegre.

En la noción de “ESTILO” subyace un sentido de humor y una necesidad de liberarse de los estandares ortodoxos que tradicionalmente definían el buen gusto (referente al refinamiento, lña elegancia y sofisticación).
Durante loa años 60 y 70 (años revolucionarios) se sobrepasaron los límites de lo que se entendía como aceptable del buen gusto, en todo desde los muebles y los objetos decorativos, hasta los materiales de los que estaban hechos, había un desafío constante de objetos y sus materiales.
Los Diseñadores y Decoradores exploraron el campo de posibilidades del diseño de interiores, se encargaban de estimular y provocar.
La influencia del Kitsch y el Pop Art de este período llevó a la creación de diseños absurdos y excéntricos cuya apariencia no daba pista alguna sobre su función.
A diferencia de la filosofía de los diseñadores de la Bauhaus a principios del siglo XX, en donde la forma se supeditaba a la función. Los Arquitectos y Decoradores no se preocupaban por cuestiones prácticas, si adoptaron un enfoque original y moderno de lo convencional, que pasó a percibirse como algo ordinario y mediocre, de manera que emplearon materiales modernos (tales como el plástico, maderas laminadas y contrachapados) para llevar a cabo sus originales diseños.
Estos diseños de muebles y decoraciones de interiores sigue siendo importantes catalizadores para redefinir el estilo y agrandar fronteras de la modernidad del siglo XXI.


Materiales Utilizados:
Plásticos económicos, vinilos, acrílicos, plexiglas, aluminio, alambre y cristales de espejos. Estos materiales servían para todo desde muebles, paredes, suelos, asientos y armarios.
Juntos con las materiales sintéticos se encontraban los materiales naturales como piedras y esquilas de madera.[/color]

Estilo Zen

Las verdaderas raíces místicas y filosóficas del Zen se encuentran en la vida y enseñanzas de Buda. El Zen alcanza su expresión definitiva en Japón a mediados del siglo XIII, influyendo profundamente en la mentalidad y las costumbres de la cultura tradicional japonesa, donde todavía se sigue enseñando y practicando hoy en día en las diversas escuelas y monasterios Zen.
La filosofía o base espiritual del Zen (indispensable para comprender su incidencia en la decoración occidental) se centra en la iluminación y búsqueda de armonía y paz interior a través de acciones simples y cotidianas (tal el legado de Buda), proporcionando en todo momento un sustento para la vida diaria.



Las características del estilo Zen
El Zen, a través de la simplicidad, busca alcanzar la armonía y la tranquilidad necesarias que requieren estos tiempos modernos. Occidente encuentra paz en su filosofía adptándola al diseño de interiores y jardines, con una serie de recursos mínimos, espacios ordenados, colores claros y líneas simples.
Busca alejarse de la ornamentación excesiva. El equilibrio que logra está dado por pocos objetos, materiales naturales y presencia de aromas.



Los colores utilizados en la decoración o estilo Zen son principalmente el blanco y toda la gama de colores neutros: ocres, grises y beiges. El color sólo puede estar dado por algún objeto decorativo, como una pincelada de verde o rojo en algún elementos o detalle puntual.
Los materiales más utilizados en el Zen son aquellos en estado natural o poco industrializados: madera natural, piedra, etc. En baños y cocinas se prefiere la piedra antes que la cerámica. Los pisos de madera clara, por ej. en haya, se prefieren a los pisos oscuros, por ej. en wengue.



Los muebles dentro del estilo Zen deben seguir la máxima simplicidad en sus líneas. Muebles bajos, de líneas rectas que invitan al orden y, en su mayoría, conservan el color de la madera natural. Se deben evitar muebles con curvas.
La luz siempre debe ser sutil, indirecta, con artefactos escondidos, logrando un ambiente suave y sensual, propicios para la meditación y el descanso.


Estilo Oriental

Una de las claves en el estilo oriental es la iluminación de los espacios. Las luces y las lámparas simbolizan la luz y la vida que aporta el sol, y son consideradas como un elemento positivo, yang, cuya adecuación al espacio permite crear un ambiente saludable y estético. La luz se convierte en una herramienta del diseño, y su orientación o focalización permitirá dar protagonismo a ciertas partes y rincones, y expresar una idea decorativa propia.


La luz debe modularse y adaptarse a las necesidades del espacio y de los colores, teniendo en cuenta la combinación entre luz natural y luces artificiales. La luz influye en los volúmenes y es fundamental para aportar el juego entre las formas y simetrías en el espacio. Prueba en tu casa a cambiar la iluminación de cualquier estancia, primando algunos espacios, y verás como cambia totalmente su decoración.





Estilo Kitsch

El kitsch es un estilo decorativo que surge de la necesidad de expresar el sentimiento de la clase media, la cual no posee intereses intelectuales, sino que experimenta el placer de la ostentación y el derroche de formas y colores. Es un movimiento surgido del consumismo, alejado de lo funcional.



En la decoración, propone mesas pequeñas, cubiertas con figuras diversas que no guardan ninguna relación entre ellas, donde los colores contrastan indiscriminadamente. Una mezcla abigarrada de formas y colores reñidos con el buen gusto.



Los colores utilizados el verde chillón, rosa fuerte, rojo y azul intenso, al igual que las texturas utilizando el alambre, cristal, plástico. Utilización de objetos de arte, esculturas, pinturas, máscaras…, un sín fín de detalles de cualquier tipo, color y forma.


La decoración en el escritorio es muy importante, porque tendremos siempre a la vista mientras trabajemos, los más diversos recuerdos que nos regalaron durante todas las navidades, cumpleaños, aniversarios y todo cuanto nos provocó comprar en la tienda de baratas. Además, tendremos a mano distintos tipos de lapiceros, cuadernillos, libros de todos los autores, pisapapeles, ceniceros y hasta las fotos de nuestros abuelos y tatarabuelos.


Estilo Shabby Chic

El estilo Shabby Chic, proviene de los ingleses, en la época de las grandes casas de campo, donde el color que reinaba era el blanco en todos sus elementos, se decoraba con los muebles que se adquirian en mercadillos y ventas de muebles, estos eran usados y estaban desgastados por el paso del tiempo, donde todo se aprovechaba, pués no existian comercios dedicados a la venta y se encargaban a los carpinteros artesanos.



Hoy en dia se intenta simular los muebles de esa época, decapados, con pátinas, nuevos que parecen viejos, con toques románticos en la suma de toda la decoración.

Espacios donde reina el blanco por exelencia, con toques femeninos por el color rosa utilizado, en el sentido de, elección de complementos lamparas de araña en cristal, muebles blancos y los tejidos donde cobran especial atención, en cuanto a los suaves colores y delicados dibujos con flores.
Rincones exquisitos donde no faltan detalles, consola y espejo de interiordesign.



El estilo que rescata el encanto de lo usado funciona muy bien en ambientes que evocan el exterior. Muebles, complementos y paredes que acusan el paso del tiempo y crean interiores con carácter. La forja, los remates arquitectónicos brillan en casa con toda su plenitud.


Estilo Feng Shui

Hay ciertas reglas simples de la decoración Feng Shui para crear ambientes armoniosos y que contemplan la energía del lugar y sus consecuencias.
Es importante primero que nada saber con exactitud la ubicación del inmueble, su orientación cardinal, porque de ello dependerá la distribución de los muebles en cada habitación y ambiente.



El Feng Shui se basa en las fuerzas del Yin/Yang, donde el Yin es protagonista de la fuerza feminina o pasiva y el Yang es la fuerza masculina o activa.


Al ingresar al hogar la distribución de los muebles debe estar de tal modo que nada obstaculice el pasaje, ya que la energía debe ingresar libremente, no puede haber nada que bloquee el libre paso.
El ambiente de entrada debe ser luminoso y alegre, si tiene entradas de luz hay que evitar que queden tapadas ya que la claridad permitirá la mejor circulación.
Una buena decoración Feng Shui debe ser con paredes de colores claros y cálidos, luces claras, para lograr un ambiente confortable y que quienes estén allí se sientan cómodos.
Si desde la entrada principal se ve otra puerta se aconseja taparla de algún modo para evitar que la energía se vaya del ambiente, se puede colocar alguna estantería o mueble para que de ese modo la energía circule.



Los espejos son una pieza clave dentro de la decoración Feng Shui y están siempre presentes, ya que reflejan la energía Chi y la distribuyen armoniosamente por el interior del ambiente.

Hay una gran variedad de adornos y artículos decorativos que se venden por Internet y en tiendas especiales de decoración Feng Shui que pueden dar un toque especial de armonía al hogar.


Estilo Retro

El estilo retro se basa en una vuelta a modelos y diseños del pasado, incorporando los avances tecnológicos actuales. La fusión del lo “neo” y lo “vintage” produce el estilo decorativo retro. Resurgen tendencias de épocas pasadas en el mundo de la decoración, y lograr unos interiores logrado de estilo retro es una de las características de la alta decoración actual.


Las normas básicas para conseguir el efecto deseado pasan por la utilización de colores chillones y los contrastes, estampados llamativos y formas geométricas (circulos, rectángulos, zig-zag) y materiales como la pana y los tejidos sintéticos. Los objetos de vidrio y metal y la utilización de pósters e imágenes icónicas extraídas de los medios de comunicación de masas conjugan con este estilo decorativo.


Conseguiremos el éxito sino actuamos recargando el espacio sino a través de elementos que combinen de forma armónica. Hemos de recordar que uno de las claves para encontrar objetos adecuados para nuestro objetivo, son los rastrillos. Los propios diseñadores se jactan de recorrerlos incansables en busca de un objeto que de un toque especial a una estancia. Así que no te olvides de esta posibilidad que además te resultará más económica que un mueble de diseño, y puede, que hasta más personalizada.



7 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos hermano, somos de nicaragua, buscando info en la web dimos con tu blog, no hemos leido todo, por el momento solo esta entrada, me parece basica pero muy buena, nosotros trabajamos en madera realizando detalles decorativos funcionales (mi esposa y yo) por cosas de la economia estamos casia anivel artesanal, pero tratando de trabajar finamente, somos diseñadores de productos (simil al diseño industrial) Gracias por tu aporte. Visitanos en http://mano-alternativa-nicaragua.blogspot.com

Anónimo dijo...

buen trabajo,soy estudiante de diseño de escaparatismo y amueblamiento.en malaga,España.te agradezco la informacion que compartes,

Anónimo dijo...

Soy Decorando y Pintando con Lucy TV SHOW - Miami. Como docente de College e Instituto privado en Decoracion de Interiores Nivel 1-2-3 Le felicito su contenido es amplio y explicito.gracias por aportar a la divulgacion de la historia en este campo,generalmente muchos se creen Decoradores porque acomodan elementos decorativos con buen gusto,y no es asi. Un buen decorador de Interiores se forma, se educa, se capacita.Feliz y Bendecido tiempo para usted.
Lucy Cuenca.

nathaly herrera correal dijo...

hola gracias por tu aporte, soy diseñadora de interiores de Bogota-Colombia.

Evelyn dijo...

Me gustó mucho la forma de explicar.
es un aporte claro y concreto.Éxitos!
Me dedico como hobby a restaurar lámparas...
Evelyn de Montevideo-Uruguay

Sussy Pussy dijo...

Hola, muy buenas! Somos dos chicas que estamos haciendo un un trabajo de recerca. Estamos haciendo 1º de Bachillerato. Como podréis intuir, el trabajo va sobre los distintos estilos de decoración de interiores. En lo general no hay ningún problema de compresión, pero a la hora de experimentar con el rústico, se nos sugieren algunas cuestiones. Si hay alguien interesado en responder a las dudas que les expondremos a continuación, se lo agradeceríamos mucho.
La principal y más importante cuestión que se nos presenta es la diferencia que hay entre el rústico señorial y el rústico campestre.

Esperamos que alguien muy amable nos aclare esta pequeña duda.
Muchas gracias y salud!

Anónimo dijo...

enhorabuena por el blog

estamos utilizando sus contenidos en España, concretamente en los estudios de gestion de alojamientos turisticos en Mallorca

personalmente me encanta el detalle de la exposicion, y me da mucha envidia, a mi que soy un proyecto de arquitecta frustrada, jjejeje