BONSAI

Los bonsái

Los bonsáis son fieles reproducciones de los árboles que crecen en la naturaleza. Con una correcta poda, alambrado y composición, se puede conseguir que posean carácter de árbol gigante, a pesar de su pequeño tamaño. En la actualidad, el cuidado de estas plantas se ha convertido en una moda. Sin embargo, se han de tener en cuenta una serie de aspectos básicos para lograr que crezcan con vigor y salud. Para ello, es preciso tener conocimiento de unas sencillas técnicas de cultivo, un cierto sentido artístico y una constante dedicación.

Orígenes del término
La palabra 'bonsái' deriva de la unión de dos términos japoneses: 'bon' (bandeja) y 'sai' (planta). De este modo, la traducción literal de esta expresión sería 'planta en una bandeja'. Según la Asociación Japonesa del Bonsái: "Es un árbol o una planta cultivada en una maceta y, por tanto, de reducido tamaño, pero que logra expresar completamente la belleza y el volumen de un árbol creciendo en su ambiente natural".

El bonsái es una planta de tronco leñoso que se puede adquirir en cualquier establecimiento especializado. También es posible recuperarlo de la naturaleza o iniciar su creación a partir del esqueje de un árbol de mayor tamaño. La esencia de su cultivo radica en saber transformar este tronco en un pequeño árbol con la apariencia y características de aquél al que reproduce. Hay que tener en cuenta que los bonsáis no son especies de interior. Se trata de plantas de exterior que pueden aclimatarse con éxito a la temperatura de un invernadero o de un hogar.

Historia del bonsái
Este árbol en miniatura inicia su historia en China. Las referencias sobre bonsáis más antiguas que existen se han hallado en unas pinturas de la dinastía Tang (618- 906). En ellas, se podían contemplar bellas reproducciones de pinos, ciruelos, cañas de bambú y sageretia. En esta época eran conocidos como 'Pen- Jin'.

En la antigua China existían dos formas de cultivar el bonsái. En el sur del país se intentaba emular a la naturaleza. Por lo tanto, se criaban exclusivamente los ejemplares hallados en el monte que eran conservados con su apariencia natural. No se usaba el alambre para transformarlos, únicamente se recurría a la poda. Sin embargo, en el norte se hacía lo posible por lograr formas armoniosas, aunque distaran de las originarias.

La 'planta en maceta' alcanzó su máximo esplendor en el período Sung (X-XIII). Será en este momento cuando una secta Zen los introduzca en Japón y pase a denominarse de forma definitiva como bonsái. Esta planta era concebida como un objeto religioso que permitía un mayor acercamiento a Dios. Ya en Japón, se desarrollan las técnicas más avanzadas para educar las ramas, los troncos y las raíces.Los aristócratas japoneses se centraron en las especies inusuales y durante el período Edo (1615- 1876) surgió interés por los bonsáis que presentaban formas grotescas. A finales de esta etapa cambió la concepción de esta planta y, de nuevo, se convirtió en inspiración para poesías y grabados.

Finalmente, la aparición del bonsái en Europa se produce en la Exposición Universal de París, celebrada en el año 1898. También se aprecia su presencia en la Exposición Universal de Londres (1851). No obstante, la afición por esta especie no se extendería hasta finales de la Segunda Guerra Mundial.

Tipos de bonsáis


ESTILO CHOKKAN
CHOKKAN: Choku=derecho, Kan=tronco

Rigurosamente vertical. Tronco derecho y vertical, afilándose uniformemente desde la base hasta el ápice. Forma ideal, muy utilizada en las especies coníferas.

ESTILO MOYOGI

MOYOGI: Moyo=dibujo, Gi=árbol

Libre vertical. Es el más corriente de todos los estilos de bonsái. El tronco describe una sucesión de curvas desde la base hasta el ápice. Las curvas son cada vez menos pronunciadas, a medida que el tronco si afila. Forma utilizada en las especias coníferas y los árboles hojosos.

ESTILO HOKIDACHI

HOKIDACHI: Hoki=Escoba, Dachi=Tenerse en pie

Es es estilo de bonsái que más se parece a un árbol. El tronco es derecho y las ramas se extienden como una especia de escoba. Todas las ramas nacen a la misma altura, de modo que la cima es simétrica y redondeada. Este estilo se utiliza preferentemente en las especies hojosas.

ESTILO KENGAI

KENGAI: Ken=enganchar, Gai=acantilado

Cascada. Inspirados en la imagen de un árbol enganchado a un acantilado, esta forma ve la planta recaer bajo la base de la maceta. Por tanto, debe prevenir una maceta más profunda. ESTILO reservado a preferentemente a las especies coníferas, ya que las especies hojosas corren riesgo de debilitarse en el punto más bajo.

ESTILO AH-KENGAI

Semicascada. Con su rama inferior que recae bajo el borde de la maceta, esta forma simula un árbol agarrado a un costado de la montaña. Generalmente utilizada para las especies coníferas, aunque también puede plantearse para las especies hojosas.

ESTILO BUNJINGI

BUNJINGI: Bunjin=escritor, Gi=árbol

Letrado. Debe su nombre a un grupo de eruditos chinos que lo crearon. Esta forma concierne a un único conífero de tronco fino y follaje mínimo. Representa a un árbol que, antaño, crecía a orillas del bosque, pero que ahora es el único que queda. Ideal para las especies coníferas, sobre todo los pinos. Es aconsejable utilizar una pequeña maceta redonda y ensanchada.

ESTILO FUKINAGASHI

FUKINAGASHI: Fuki=soplar, Nagahi=flotar

Golpeado por los vientos. El nombre lo dice todo. El árbol debe dar la impresión de vivir sobre una colina expuesta al viento. Forma ideal para todas las especies. En este estilo hay que eliminar todas las ramas que crecen “contra el viento”.

ESTILO SHAKAN


SHAKAN: Sha=oblicuo, Kan=tronco

Inclinado. Variación de las formas rigurosamente verticales y libres verticales. El tronco está inclinado (hacia izquierda o derecha). Las ramas estarán colocadas ya sea para contrabalancear la inclinación o en contacto con la inclinación. Conveniente para las especies coníferas y hojosas.


Bueno aca les dejo unas fotos





















ENTRA A ESTA PAGINA
http://www.youtube.com/watch?v=towQGHe843c

En general, cualquier especie arbórea o arbustiva puede ser cultivada como bonsái, pero las más apreciadas por los aficionados son aquellas que poseen las hojas pequeñas de forma natural y además son resistentes al cultivo en maceta, como por ejemplo, las especies de los géneros: Acer (arce), Pinus (pino silvestre), Ulmus (olmo), Rhododendron (azalea), Ficus (higuera), Olea (olivo), Juniperus (enebro), etc.

Un bonsái suele exponerse en un tokonoma acompañado de un cartel (kakemono) y una planta de acento (shitakusa) o un suiseki (piedra-paisaje japonesa).




























Sugata-ishi.

En el sur de China, este arte consistía en transmitir todas las características de un árbol desarrollado en la naturaleza a un árbol pequeño cultivado en maceta. Se buscaba reproducir estos árboles según los existentes en las altas montañas por lo cual utilizaban sólo especies que existían en los montes y que ya poseían formas especiales en su intensa lucha contra las adversidades climáticas.

Fue llevado a Japón hace unos 800 años, donde se perfeccionó y evolucionó al arte actual. Desafortunadamente, muchos de los especímenes más antiguos desaparecieron durante la segunda guerra mundial.

Un bonsái no es una planta genéticamente empequeñecida. Se mantiene pequeña dándole forma, podando el tronco, las hojas y las raíces cada cierto tiempo, dependiendo de la especie. Si se cultiva adecuadamente, sobrevivirá el mismo tiempo que un árbol normal de la misma especie, pero si lo hacemos de forma incorrecta, probablemente morirá.

En general, cualquier especie arbórea o arbustiva puede ser cultivada como bonsái, pero las más apreciadas por los aficionados son aquellas que poseen las hojas pequeñas de forma natural y además son resistentes al cultivo en maceta, como por ejemplo, las especies de los géneros: Acer (arce), Pinus (pino silvestre), Ulmus (olmo), Rhododendron (azalea), Ficus (higuera), Olea (olivo), Juniperus (enebro), etc.

Un bonsái suele exponerse en un tokonoma acompañado de un cartel (kakemono) y/o un arreglo floral (ikebana), o una planta de acento (kusamono), o un roca (suiseki).




Cultivo

Es conveniente cultivarlos en el exterior durante todo el año. En el caso de las especies tropicales y subtropicales, éstos han de protegerse de las temperaturas bajas durante la época más fría, protegiéndolos en un invernadero frío muy bien iluminado. En todo caso, si se cultiva en el interior de casa, debe estar lejos de fuentes de calor y junto a una ventana muy luminosa, sin sol directo, sólo durante la época fría del año (otoño/invierno).

Riego

Se ha de regar cuando la superficie de la tierra comienza a secarse y de forma abundante, es decir, hasta que salga por el drenaje. Esto suele suceder dependiendo de muchos factores (época del año, clima de la zona, actividad del árbol, situación, etc.) y, por tanto, el riego puede ser necesario varias veces al día en verano o cada dos o tres días en invierno.

Se debe emplear una regadera de agujeros finos, para así aportar más oxígeno, evitar degradar el sustrato y no alterar su granulometría ni el drenaje del mismo. La primera vez, se riega para humedecer la tierra por encima y una segunda vez al cabo de unos minutos, a fondo, hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje de la maceta, evitando el encharcamiento de la tierra.



La mejor agua que se puede utilizar es la de lluvia, ya que es la que absorben las raíces de los árboles en su estado natural. Al utilizar agua de uso corriente se recomienda dejarla reposar como mínimo 24 horas, ya que de este modo gran parte del cloro y demás elementos químicos nocivos quedan en el fondo del recipiente. También es recomendable el uso de agua con un pH de 6.5.

La pulverización de las hojas sólo debe emplearse cuando se haya aplicado un tratamiento fungicida preventivo en primavera y otro en otoño, de lo contrario aparecerán los hongos, especialmente si el cultivo es en interior o invernadero.

Si la maceta está muy seca, o el agua no penetra bien en el suelo, es conveniente sumergir la maceta en agua y dejarla reposar unos minutos. No obstante, este sistema de riego sólo se debe utilizar en caso de emergencia y nunca como un método habitual de riego.



Abono

El más adecuado es el abono orgánico sólido (hechos con harinas, de soja, de sangre o huesos). Hay que abonar especialmente durante los períodos de crecimiento y formación de yemas (primavera y otoño). Si se usa fertilizante químico líquido se deberían seguir las instrucciones del fabricante, ya que si se utiliza en exceso se pueden quemar las raíces. En período de reposo vegetativo, es preciso dejar de abonar, salvo que su cultivo sea en interior. No se deben abonar plantas débiles o enfermas, ni durante los treinta días posteriores a un trasplante o poda.




Poda

Se realizan de dos clases:

* Poda de mantenimiento: sirve para formar poco a poco el bonsái y para acentuar las formas deseadas. Para hacerlo se podan las ramitas cuando tienen 7 u 8 pares de hojas, cortando por encima de los 2 ó 3 primeros pares de hojas. Se han de quitar las hojas amarillas y los brotes del tronco.
* Poda drástica o de formación: consiste en podar drásticamente para darle la forma deseada. La forma de poda más drástica es la que se realiza a los ejemplares en escoba: cuando se quiere crear este estilo se debe cortar el tronco con una navaja afilada en bisel o cóncavamente para que las ramas que surjan lo hagan desde el mismo punto. Y para que éstas crezcan hacia arriba conviene rodear el corte con un cartón opaco que sobresalga unos 5 cm para que las ramitas se dirijan hacia arriba disimulando la cicatriz. La herida del corte se debe untar con una pasta cicatrizante.



Trasplante

Cuando la tierra se haya agotado (cada 2 ó 3 años) es necesario trasplantarlos, dependiendo de la especie y situación de cada ejemplar. Se ha de recortar a la vez parte de las raíces y podar las ramas en una proporción similar. En general, suele hacerse al comienzo de la primavera, justo cuando las yemas están hinchadas pero los brotes aún no han abierto, cortando entre 1/3 y 2/3 de las raíces, aunque puede haber casos en los que no sea necesario. Hay dos clases de raíces: las de sostén y las de alimento. Se deben cotar las primeras. Estas pueden reconocerse porque son largas y más gruesas. Las de alimento son más finas y con pequeños filamentos parecidos a cabellos. Estas no se deben cortar. Esta operación es delicada y si no se está seguro de que el bonsái sobreviva es mejor no podar las raíces o consultar con un profesional. En cualquier caso, el volumen de raíces que dejemos debe ser 1/3 superior al volumen de copa o parte aérea.

Musgo

El musgo es una parte decorativa opcional que aporta una textura sedosa a la superficie del suelo, aunque también es útil para mantener más la humedad en la tierra durante la época seca.

No obstante, aunque el musgo resulta agradable visualmente, es necesario que no cubra más del 50% de la superficie de la maceta para que las raíces puedan respirar adecuadamente y se pueda realizar un riego correcto observando la situación en la que se encuentra la superficie de la tierra. En ningún caso se debe cubrir parte del tronco.



Clasificación por estilo

De acuerdo con su estilo los bonsái se clasifican en:

* Chokkan (japonés; 直幹) - Es el clásico estilo vertical formal de tronco recto, con la usual silueta triangular.
* Moyogui (japonés; 模様木) - Estilo vertical informal donde se reconoce la silueta triangular pero el tronco es sinuoso.
* Shakan (japonés; 斜幹) - Estilo de tronco inclinado no más allá de 45°, reconocible la silueta triangular.
* Kengai (japonés; 懸崖) - Cascada, el ápice del tronco se encuentra claramente bajo el borde de la maceta. Es equivalente a un estilo vertical puesto cabeza abajo.
* Han Kengai (japonés; 半懸崖) - Semicascada, el ápice del árbol se encuentra debajo del límite superior del vaso pero por encima del fondo del mismo.
* Fukinagashi (japonés; 吹流し) - "Barrido por el viento". En este estilo se simula los árboles que han crecido en la cima de una montaña dominada por vientos fuertes que soplan siempre en la misma dirección. Toda la masa del árbol se encuentra inclinada hacia a un costado.
* Neagari (japonés; 根上り) - Raíces expuestas, usando cualquiera de los estilos de tronco descritos pero donde las raíces del árbol se encuentran visibles, usualmente sobre una roca. El tridente que se muestra en la primera imagen de este artículo corresponde a este estilo.
* Bunjin (japonés; 文人) - Busca simular la caligrafía oriental, es de origen chino y se caracteriza por tener un tronco muy esbelto y una copa casi nula (solamente en el ápice del mismo).

Clasificación por tamaño

De acuerdo con su tamaño los bonsái se clasifican en:

* Shito o Keshitsubo - bonsái no mayor a 5 cm de envergadura, posible de transportar en la "punta del dedo"
* Mame - de 5 a 15 cm de altura, posible de transportar en la "palma de la mano"
* Shohin - de 15 a 21 cm
* Komono - de 21 a 40 cm
* Chumono - de 40 a 80 cm
* Omono - más de 80 cm



Jin y Shari

Uno de los efectos más llamativos que se puede dar a un bonsái para hacerle aparecer como un árbol viejo, es mediante el uso de las técnicas de Jin o Shari que corresponden, respectivamente, al retiro de la corteza, el floema y el cámbium de un tronco o una rama para crear un área de madera muerta, la que idealmente debe ser tratada con una solución de polisulfuro de calcio para evitar el ataque de hongos y proporcionar un aspecto blanco-plata.


Si gustas ver una colección o una galeria con imagenes de estos hermosos arbolitos te dejo la liga http://www.metatube.com/es/galerias/2429/Arboles-Bonsai/ para si gustas revisar y ver algunos otros.


Colecciones de bonsái abiertas para todo público, en ciudades de todo el mundo.

España

* Andalucía: Museo del Bonsái en Marbella (Málaga).

* Cataluña: El Museo del Bonsái, en Les Cloquelles del mas Cornell (Gerona), dispone de una exposición de bonsáis y cerámica.
* Comunidad de Madrid: el Centro Bonsái Colmenar, de Carlos Lázaro, en Colmenar Viejo, es el centro de bonsái con la mayor colección de la Comunidad de Madrid, con una exposición permanente de más de 1.500 bonsáis, de casi 100 especies diferentes. La entrada es libre y se pueden hacer fotos pidiendo permiso al dueño.

* Comunidad de Madrid: el Real Jardín Botánico de Madrid posee una exposición de bonsáis.

Europa

* Alemania: Centro Bonsái Heidelberg exhibición permanente desde 2000.
* Bélgica: Museo Bonsái en el Centro Gingko, en Laarne organiza competiciones internacionales y workshops.

* Italia: la firma Crespi Bonsái tiene una competición internacional, la Copa Crespi, cada año en el Museo Bonsái en Milán.
* Reino Unido: los Jardines Botánicos e Invernáculos de Birmingham tienen una colección rotativa de 25 bonsái por vez, y ocasionalmente dan workshops de cuidado de bonsái.


América

* Argentina: Jardín Japones (Buenos Aires).

* Canadá: el Jardín Botánico de Montreal tiene una bellísima colección de interior de bonsái.

* Colombia: El centro comercial San Diego, en Medellín, realiza cada año en la Feria de las Flores una exposición de bonsái.
* Cuba: Grupo de Cultivadores BonsáiHabana.

* Ecuador: Jardín Botánico de Guayaquil
* EE.UU.: el Arboretum Nacional en Washington, DC tiene una colección de bonsái, algunos son regalo de naciones como Japón.

Asia/Oceanía

* Australia: admisión gratis en el Jardín Botánico Brisbane, la Casa Bonsái tiene 100 árboles, algunos de 80 años.
* China: Jardines Botánicos en Beijing, Shanghái and Suzhou.

* Corea del Sur: el Jardín de bonsái más grande del mundo, Bunjae Artpia, muy atractivo en Cheju Island; 2.000 bonsái se muestran.
* Indonesia: Centro Pluit Bonsái en Jakarta enorme centro de ventas y mercadeo para jardineros.

* Japón: cerca de Tokio, en la ciudad de Omiya hay una villa de artesanos de bonsái y estilistas. En la Villa Omiya Bonsái, hay más de media docena de criaderos de bonsái, se pueden ver más de 10.000 bonsái de todo el mundo en un solo día.
* Singapur: miles de bonsái se muestran en Jardines Chinos y Japoneses en dos islas en el Lago Jurong.

Son solamente algunos de los lugares donde existen lugares públicos para visitar colecciones bonsai, tal vez cerca de tu ciudad haya algún vivero o una exposición de estos arbolitos, si gustas ver bonsai te dejo la dirección a una galeria que realice para que observes este arte http://www.metatube.com/es/galerias/2429/Arboles-Bonsai/

2 comentarios:

Lester Riquelme Guzmán dijo...

Muy lindos!

mira estos:

http://www.youtube.com/watch?v=1UT1xC0M49I&feature=related

saludos!

Todo pasa por una razon dijo...

Muy buenas fotos, excelentes, los bonsai son un arte hermosa de la naturaleza que se desea apreciar.


Saludos,


Postes de madera